El formato hoja de vida

Una hoja de vida es una herramienta imprescindible a la hora de buscar empleo. En esta página encontraras consejos sobre cómo redactar correctamente una hoja de vida, formatos de hojas de vida para que puedas adaptarlos al tuyo propio. En qué debes fijarte antes de redactar tu propia hoja de vida, cómo hacerlo y cómo corregirla al final, trucos y errores que debes evitar.

La hoja de vida es la principal arma que tienes para encontrar un trabajo y para poder venderte como si fueras un producto comercial

Antes de comenzar a escribir tu propia hoja de vida, conviene que sobre una hoja de papel en blanco escribas una serie de ideas que te ayudarán a redactar mejor tu hoja de vida. Es por ello que debes tener muy claro la información que quieres poner, que será la información que lea tu posible jefe, así que atento a los siguientes apartados:

1 – Conoce a quien irá dirigida la hoja de vida: Lo ideal es personalizarla adaptándola a la empresa en que buscas el trabajo y no enviar siempre la misma hoja de vida a todas las empresas sin importar de que tipo de empresa se trate.

2 – Conoce el puesto de trabajo por el que optas: De manera que sepas las habilidades que piden como requisito y si las tienes, las pongas en primer lugar bien visibles.

3 – Conoce tus logros personales: Enumera todo aquello que sabes hacer, de lo que te sientes orgulloso.

4 – Contrasta tu experiencia anterior del pasado y analiza si tiene valor para el presente

5 – ¿Piden idiomas? Qué idiomas dominas o conoces a medias

6 – Otras experiencias que aunque tengan poco valor pueden ser importantes. Conducir tractores, manejar una base de datos de un videoclub, hacer cocteles….

A la hora de ponerte a escribir tu hoja de vida debes destacar siempre unas habilidades por encima de otras en función del puesto de trabajo que optes, veamos algunas reglas que debes cumplir:

1 –  Usa un papel caro, DinA4 pero gordito y que se note robusto. El color claro, pero si optas por un amarillo. Nunca más de dos hojas, por una cara , el entrevistador tiene poco tiempo para leer.

2 – Utiliza el ordenador, nada de escribir a mano, por muy personal que pueda parecer.

3 –  No abusar de marcos ni palabras subrayadas ni de colorines, debe ser una hoja de vida sobria y seria profesional.

4 – Corrige la ortografía y cuida el estilo poniendo sinónimos para evitar usar la misma palabra.

5 –  No mientas nunca, quizás exagera un poco tus habilidades, pero nunca mientas.

6 – No hagas fotocopias, imprime y gasta dinero en hojas caras y gasta en tinta, da mejor impresión.

7 – Siempre incluye una foto, las hojas de vida sin foto no tienen valor, tamaño carnet y en color a ser posible.

 

¿Qué debe contener una hoja de vida?

1 –  Los datos personales: Nombre, apellidos, edad, nacionalidad, dirección, teléfono, email…etc

2 – Últimos trabajos: Evita el error de mucha gente que comienza escribiendo los estudios realizados cuando era pequeño en un colegio de frailes, y después que estudio en un instituto. NO caigas. Primero es mejor hacer saber tus últimos trabajos, y si queda tiempo que se entere de dónde estudiaste tu graduado.

3 – Estudios realizados. Ahora si

4 – Idiomas

5 – Informática

6 – Otras habilidades: carnet de conducir, si tocas algún instrumento, aficiones, hobbies.

Errores que no debes cometer:

1 – No escribas arriba del todo “Hoja de vida”, eso ya lo sabe quien lo lea.

2 – No expliques nada, sé conciso y organizado

3 – No hables de dinero ni de lo que ganabas antes.

4 – No dejes ver tus ideas políticas o religiosas a no ser que sepas que coinciden con las de la empresa.

5 – No mientas

6 – Deja tus estudios primarios para el final, no cometas el error de todo el mundo de escribir en orden cronológico

Una vez finalizada tu hoja de vida, pásala por un corrector ortográfico, por ejemplo en Word, e imprímela, léela varias veces por si encontraras algún error de ultima hora, ya que aun estamos a tiempo de volver a cambiarla. Y por ultimo, un buen consejo final, es que le dejes leer tu hoja de vida a otra persona para que te de su opinión. Es posible que la otra persona vea algún error que a ti se te pasó por alto y que puede dar mala imagen.